6 dic. 2009

El Rey de la Escuela

El rey de la Escuela
Quiero decirte grandes cosas
Pero temo que mis palabras
Se interpreten mal.
Bécquer

El rey de la escuela ha cumplido seis años. La maestra le pone la corona y él sonríe con la ausencia de un diente de leche. Su padre le espera a la salida, sí su padre, no aquel hombre que vive con su madre y que le llama “campeón” por las tardes de domingo mientras lava el auto a la sombra del pino mas grande. Él no es su padre, pero vive y ha sido así desde que puede recordarlo.

El rey de la escuela no me habla, hace alarde de su corona y les sonríe a las niñas cuando las ve pasar. Usa zapatillas verdes y pantalones azules. Sus cabellos ondeados y sus grandes ojos grises resaltan con su piel pálida. No me mira, pero le sonríe a sus amigas tontas que le devuelven las sonrisas. Yo lo miro desde mi esquina oscura. Yo no río.

El rey de la escuela ama que le lean cuentos, ama los paseos y visitas a Santa Eulalia. Le gusta que todos hablen de él y que le digan que es muy lindo y que su sonrisa es encantadora. Por las tardes sale al parque con la nana llevando a Amy, la San Bernardo de su primo Eric. El la quiere, siempre la quiso y ahora es suya. Él tiene todo lo que quiere y quiere todo lo que no tiene.

Yo lo veo por las tardes jugando en los columpios y corriendo con Amy, mientras su nana, sentada en una banca resuelve crucigramas y pretende vigilarlo. Su nana lo quiere mucho a pesar de que él ensucia la alfombra y esconde los brócolis para no comerlos.
Me acerco a veces pero no le hablo. Él ni me mira, ni me escucha, ni me siente. Yo no existo. Dentro de unos meses también cumpliré seis años y el no lo sabe. Quiero invitarlo a mi fiesta pero él no es mi amigo.

-13 años después-

El rey de la escuela ya no es un niño. Hoy tiene 19 años y detesta el fútbol al igual que yo. Siempre lo dejaban en la banca y a mí me ponían en el arco de portero cuando éramos dos niños que no sabíamos nada de la vida (ni de fútbol obviamente.)

El rey de la escuela tiene novia. Ella es muy hermosa pero a él no le gusta en verdad, yo lo sé. A él le gusta el hermano de su novia, y su primo Eric, y el chico de la bodega y el cajero de cabellos castaños del banco. Siempre los prefirió rubios o castaños. Sus grandes ojos grises van mejor con cabellos claros me dijo la noche que me animé hablarle por primera vez.


El bebía vodka con gaseosa y fumaba un cigarro mentolado. Estaba sentado en la vereda, donde cuando éramos pequeños estaba el pino.
Me sonrió y pude recordar la corona que lucía trece años atrás. Su sonrisa era la misma, sus ojos grises también. Él no cambió jamás. Su arrogancia, altanería, soberbia y orgullo eran los mismos.
Me sentí miserable esa noche mientras él fumaba en su egocentrismo y yo con expresión estupida recordaba como lo observaba desde mi esquina oscura del salón a los cinco años.


“¿No es gracioso? Dicen que el 10% de todo grupo humano es homosexual. En aquel
salón de kindergarten en el que estudiamos pasamos el límite. Éramos 27
niños y
ahora mira… Tú, yo… ¿recuerdas a Lucìa?... Mi mejor amiga la
encontró en el
Lez4Lez…”

Sonrió con malicia, estaba ebrio. Su novia salió de su casa. El rey de la escuela ya no es el Rey de la escuela. Ahora es una farsa.

17 comentarios:

Esteban [OkeNum] dijo...

interesante DANIEL. interesante, te leeo te lleeo, te comento y te escribo!

rita-chan dijo...

quien diria no??

todos cambiamos todoss
y ocultamos nuestras mascaras lo mejor k podemos pero habra un momento en k ya no mas

María Luz • dijo...

opino igual que rita-chan, nade es igual como lo era de niño, me incluyo.
Todos cabiamos, TODOS*

Onix dijo...

estafando el tipo para variar, jajaja
quien habla XD

* El noi senzill! ^^ * dijo...

Definitivamente todos cambiamos.

Felizmente yo cambié. De chibolo era demasiado introvertido x)

Yo también detesto el fútbol! Mi madre me obligaba a jugarlo de chibolo pero eso solo hizo que lo odiase más xD

Saludos!

Damian dijo...

quizás si te hacias su amigo, no se, pero te gustaba o solo lo mirabas de lejos uhmm me dejas la duda

Eliot con una sola L dijo...

=)jajaja!
En mi kinder tambien hacian eso del rey de la escuela.
Lastima que yo solo ganaba orejas de burro.
Te extraño.
¿Cuando salimos?

D.N.A dijo...

Hola!!
supongo que no me conoces, pero he estado por un tiempo leyendo lo que escribes, y quiero que sepas que me gusta mucho tu forma de expresarte ^^
y...mmmm....no, solo era eso :D
hasta luego.

D.N.A

Pumara dijo...

en mi cole yo era princesa de la primavera por lo menos dos años jajaja
se q no es igual pero se q siempre fui centro de atención del cole, suena a creida pero es cierto
saludos
tengo un blog nuevecito, ¿le das una ojeada?

alex dijo...

Nunca se sabe lo que el destino nos va a deparar, y muchas veces esos "reyes", caen en el más absoluto y miserable silencio por sus actos.

Me ha gustado mucho como lo has relatado.

Un besito cielo

aloony* dijo...

WAO, me gustooo
rey d la escuela, melas, nunca supe ubicar qien era

10% gay? dmonios entoncs xq yo no lo soy tamareeeeeee

Tessy dijo...

(no os ofendere ;D)

gracias por pasar! chvere que te gusto mi blog (:, escuche la cancion! si estuvo buena pero no le veo mucho parecido a mi entrada x), como sea, me gusto tu entrada! Todos cambian pero otros no tanto (como yo). Arriba los gayyyss ;), y eso no significa que yo lo sea hehehe.

Seguire al tanto! =)
besos gatunos

Javier dijo...

todos cambiamos siempre para bien (aunque claro, a veces unos no lo hacen así...)!!!

Pandex dijo...

Qué buen post Gus!!!! me gustó muchísimooooo. Cómo cambian los tiempos no? bastaron unos años para que esa imagen que tenías de él cambiara. Nadie es perfecto y muchos esconden más de lo que deben.
Saludos! y felicitaciones por tan buen post.

Pandex

GuS dijo...

tessy: jajjaa. eso me recuerda algo ke decia un cabrazo: hey hey hey viva el mundo gay! jajajaa.. porsiaca soy gay pero no marica.

Pandez : Gracias...si pos los tiempos kambian...

Pumara: ya te paso a ver...

Viperhoot dijo...

Es un hecho que todos cambian, para bien o para mal.

Curioso que aún se puedan ubicar a la gente de la infancia.
De mis compas de pequeño ya no ubico a nadie nadie, sería interesante ver en qué se han convertido, pero algo difícil ya creo.

Un saludo!

Karen & Elizabeth dijo...

heeey me gustó tu estilo.. saaludos!