31 oct. 2010

Infame en la Infancia



Era la una o más de la tarde y mí madre y yo habíamos entrado a comprar a una bodega de abarrotes. Yo era un pequeño de 5 o 6 años. Era travieso, era juguetón y al ver unas botellas de colores me acerque soltándome de la mano de mi madre para ir a jugar con ellas. La bodega era grande y mi madre aquellos días muy conversadora. Ella era joven, yo su segundo hijo.

Recuerdo todo, vi a mi madre despedirse de la vendedora y salir por la puerta perdiéndose entre la luz que cegaba al entrar desde afuera. Yo no lloré pero supe que ella se había olvidado de mí. Se había olvidado de mí como quien olvida un objeto, una cartera, un monedero, una mochila.
No imagino ahora lo que habrán pensado aquellas personas que me vieron solo jugando con una botella como si nada pasara. Quizás en el fondo estaba convencido que ella regresaría por mí, y que a diferencia de tantos otros niños que hubieran llorado, yo estaba seguro.
No me equivoqué y mi madre llegó, pero tarde.

Ella dice ahora, cuando recordamos aquello, que no pasaron ni tres minutos en los que regresó rápidamente al recordar que me había olvidado. Yo estoy seguro que llegó a casa, vio que no estaba y recién volvió a buscarme.
Mi infancia y niñez fueron placenteras y marcadas de mucha risa y compañía grata al lado de un gran número de primos. A mis padres los recuerdo siempre distinto. Tengo muchas anécdotas que contar. Anécdotas con gatos, primas que lloran, muñecas sin cabello. Esta tarde de 31 de Octubre me ha venido una nostalgia extraña. He encontrado muchas fotos de mi infancia. Ojalá pueda escribir pronto sobre eso.

PD1: Gracias a todos los que me leen. Me gustaría que si leen comenten y digan si les gustó o no, o al menos que escribo bien, mal, horrible. Mantener un blog que casi nadie lee es dificil. Gracias a todos por pasar por aqui, sus comentarios me dan animos.
PD2: El de las fotos soy yo.

PD3: Esta vez dejaré un rato a Regina Spektor. La canción de hoy es Siempre me quedará-Bebe


11 comentarios:

Jorge Luis Barrera dijo...

¿Y recuerdas todo eso bien? Creo que yo solo tengo 3 o 4 recuerdos de mi infancia y alguna que otro que me salta cuando encuentro algo relacionado con eso.

betulo dijo...

¡Qué casualidad, justo ayer en la sobremesa salió el tema de los recurdos más antiguos! En esa nebulosa de la memoria, yo tengo fijados unos recuerdos de los DOS años; son míos, no aprendidos; pues otros, de mis hermanos, con la misma referencia, una nevada, los sé por que a ellos les impactó, pero no a mí.

¡Qué maravilloso la certeza de esa confianza en que mamá volverá! los tiempos..., digamos que hasta más entrados en años no acabamos de calibrarlos; pueden ser tres minutos, mezclados con la imaginación de irse a casa y volver con la confianza del retorno y el desánimo de sentirse objeto, ninguneado, como quince.

No consigo encontrar belleza en un bebé, mientras difícilmente encuentro fealdad en un infante, lo que me distorsiona mi apreciación de que algunas estéticas más crecidas me desagraden ¿quizás por que los mayores, como nos quieren, siempre nos hacen las fotos en el mejor momento y sonriendo...?

Esteban dijo...

Yo también tengo una memoria como la tuya, puedo recordar cosas de muy pequeño, es lo mas chevere, uno todo inocente, como cambian las cosas carajo.

Abrazos

withoutmakeup dijo...

tan mal no la as pasado eh!. Pero es muy triste saber sobre tu seguridad a tu madre :(.

Un abrazo a la distancia Gus. Cuidate.

Lex-O dijo...

Me pasa lo mismo que a Jorge Luis mis recuerdos son tan escasos y tan poco detallados en lo que respecta a mi infancia. Mientras que los tuyos parecen tan frescos y llenos de detalles como si no hubiesen pasado tantos años.
¡Qué curioso!, cualquier otro niño y hasta me incluyo habría llorado de inmediato o al menos hubiese seguido a su madre al verla partir, pero no, tú esperarías hasta que ella voviera con una confianza de esas que solo tenemos cuando somos pequeños y con poca experiencia aún. Ya cuando uno va creciendo se vuelve poco a poco más desconfiado, en mi caso al menos, y en ciertas ocasiones aquello terminando alejando a las personas que quiero de mí. Y una vez ya divagué xD.

Me alegro que te sigas dando tiempitos para escribir, muchos aquí te leemos y nos agrada que no te olvides de este blog.

Pumara dijo...

solo algunos recuerdos de cuando era peque, pero no mas.
a mi si me gusta como escribes. Me perturba un poco el que estaras tan seguro de que volverian por ti

JUANMA dijo...

TODO EN ESTA VIDA COMIENZA POR UNA MENTIRA.

EMPIEZA LA HISTORIA....
SIGUELA EN...

http://no-me-falles.blogspot.com/

Supergirl dijo...

mira q derepente si fue solo unos minutos y tu no te acuerdas bien

Munani dijo...

La niñez marca muchas cosas importantes en nuestra vida. Me alegro que tuvieras una feliz y placentera.

Creo que tenemos gustos musicales parecidos. Saludos!

alex dijo...

Pues eras un niño adorable. Que decirte peke, no se, los recuerdos pueden ser muy puñeteros. Yo por suerte, los de mi infancia más pequeñita, no son malos. Luego ya se van torciendo las cosas, pero bueno, ahí están. Lo que si es importante, que tu ahora tienes gente que te ama y en la que te puedes apoyar, no lo olvides.

Un beso cielo

Anónimo dijo...

Трогательная статья, как скоро ожидается публикации нового материала и вообщем стоит ожидать ?