15 abr. 2018

Regresar



“No puedes desaprender lo que ya has aprendido.” –me decía una y otra vez en mi mente mientras daba vueltas en mi cama ayer por la mañana. Debí levantarme y avanzar mis tareas, seguir la rutina del fin de semana. Tengo una lista larga de deberes, pero por más que intenté, no logré dar el salto y salir de las sábanas. La luz blanca hería mis ojos.

“Es sábado”-pensé. “He trabajado mucho esta semana y merezco un día de sueño completo.” Cerré los ojos una vez más, y al abrirlos ya eran las 4 pm. Es raro, el tiempo simplemente pasó. El tiempo sólo avanza ahora y mientras más duermo, siento que más fácilmente toda mi energía ganada se drenara al despertar. No logro descansar como quisiera. Quizás estoy enfermo.

En lo que va del año, todo ha salido más o menos mal. Antes solía regresar aquí, y contar sobre lo mal que me había ido con “el amor de mi vida” del momento. Me sentaba por horas y hablaba de mí mismo como si guardar mis cosas en el pecho hubiera hecho un hueco muy profundo en éste, un hueco que crecería sin fondo, y un día terminaría arrastrándome hacia adentro. Entonces caería dentro de mi propio pecho agujereado. ¿Cómo podría caer y luego salir de mi propio pecho? No lo sabía, por eso siempre regresaba aquí y hablaba, hablaba mucho.

Hoy no sólo se trata de alguien. Mi familia, mi autoestima, el trabajo, los estudios, las decisiones que he tomado en lo que va del año están acabando conmigo. Recuerdo mi etapa más oscura de hace algunos años en los que el estrés y la baja autoestima me quebraron hasta el punto en el que un día renuncié a todo. Pensar en eso me desestabiliza y me hace sentir miedo. Ser un adulto no me gusta. La primera vez que vine aquí tenía 17 años, y pensaba que a los 25 tendría una vida construida, con alguien a mi lado, con dos gatos y un lugar pequeño y cálido al que podía llamar mío. Hoy tengo casi 27, y la verdad es que no tengo idea de lo que hago aquí otra vez, sin nada de lo que a los 17 quería. Ojalá supiera tomar mejores decisiones. Ojalá fuera muy sabio.

No hay comentarios.: